91 173 63 57

0 artículo(s)

Se acerca el invierno… y el catarro en los niños

Imprimir
By Pisamonas 14 de noviembre de 2016

Consejos para prevenir resfriados en niños

Medidas para prevenir los resfriados y la gripe en niños

Parece que ya va comenzando a hacer frío, y no es para menos, ya que dentro de poco más de un mes ya estaremos en invierno. Como todos los años, toca abrigarnos bien a nosotras y a nuestros peques antes de salir a la calle, pero solo eso no evitará que pillemos algún resfriado o la temida gripe.

Si es la primera vez que tu peque ha ido a la guardería o al cole, es muy posible que ya haya sufrido algún catarro estos meses. Al estar en contacto con más niños, tienen más riesgo de tener resfriados que cuando están en casa, es un hecho que es casi imposible evitar. Sin embargo, sí que existen algunas maneras de reducir los contagios y todo empieza por inculcarles a nuestros hijos (y a nosotras mismas) algunos pequeños gestos diarios.

Todos conocemos los síntomas del resfriado: tos, mocos, dolor de garganta, fiebre… No se pasa bien precisamente, y qué difícil es ver a nuestros peques cuando están malitos, ¿verdad? No tenemos una varita mágica para eliminar los resfriados en niños de nuestras vidas, pero sí tenemos algunos consejos que te servirán para reducirlos.

Lavarse bien las manos

A todos nos han dicho desde pequeños lo importante que es lavarse muy bien las manos y desde Pisamonas vamos a volver a recordarlo. Las manos son una fuente de transmisión de virus y microbios y debemos mantenerlas bien limpias. Ello implica lavarse las manos varias veces al día y, por lo menos, siempre antes y después de comer. Además, es conveniente utilizar papel desechable para secarse las manos y evitar las toallas.

Estornudar y sonarse la nariz

Hay que enseñarles a estornudar. ¡Cuántas veces hemos oído lo de “ponte la mano en la boca al estornudar”! Sin embargo, como ya hemos dicho, las manos son una de las principales vías de propagación. Eso no significa que el niño no tenga que taparse la boca al estornudar, ni mucho menos, pero tendremos que enseñarle a cubrirse con el codo, para así evitar la transmisión de virus.

También es recomendable evitar reutilizar los pañuelos una y otra vez al sonarse la nariz, ya que esta acción ayuda a la propagación de los virus.

Por su parte, una costumbre muy típica en los niños es la de meterse el dedo en la nariz. Seguro que ya estás cansada de decirles a tus hijos que no lo hagan porque queda muy feo, y no solo por eso, sino porque además favorece el contagio de catarros en los niños.

Evitar posibles contagios

Siempre les estamos enseñando a nuestros hijos lo importante que es compartir pero en el caso de determinados objetos, un poco de egoísmo es necesario, como los chupetes, los biberones o los vasos. Es cierto que cuando están en la guardería o en el cole es complicado, pero si están en casa con otros niños, podemos evitarlo con un poco de supervisión.

Y otro de los focos de infección y que a veces pasamos por alto son los juguetes, sobre todo cuando los niños son pequeños. Ya sabemos la costumbre que tienen los peques de llevarse todo a la boca, por eso, lo ideal es limpiar los juguetes cada poco tiempo para reducir riesgos. 

Ropa y calzado adecuado

Sí, ya te hemos comentado que cuando bajan las temperaturas hay que ir bien abrigados, y eso significa ir vestidos para el frío de los pies a la cabeza y tanto dentro como fuera de casa. Al salir a la calle, no puede faltar nunca el abriguito ni los complementos para el frío, como gorros, guantes o bufandas. Además, los leotardos se convertirán en tus grandes aliados para conseguir looks para arreglar sin pasar nada de frío. En cuanto al calzado, no pueden faltar en el armario de los peques unas buenas botas de niña o de niño que les permitan andar, correr y jugar en la calle hasta que se cansen.

Importancia de las zapatillas de estar por casa para evitar resfriados

Si nos quedamos en casa, también tenemos que mantener los pies bien calentitos. Para ello son fundamentales unas zapatillas de estar por casa de calidad, como las que encontrarás en Pisamonas.

El aire fresco

¿A quién no le sienta bien el aire fresco? Pues también es una buena manera de evitar los resfriados. Por un lado, es conveniente ventilar la casa y las habitaciones por los menos 10 minutos al día. Por otro lado, el aire libre dificulta la propagación de virus, a diferencia de los espacios cerrados, así que siempre que podamos, es mejor hacer planes con los peques fuera de casa. Es más saludable y se divertirán mucho más ;)

Como te habrás dado cuenta, hay varias palabras que siempre se repiten al hablar de la prevención de resfriados y de la gripe en niños… limpieza e higiene. Es cierto que por mucho que extrememos las medidas en este sentido, no vamos a conseguir que nuestros peques se despidan para siempre de los catarros, pero sí disminuiremos el riesgo de padecerlos.

Esperemos que estos consejos te sean de utilidad y que este invierno no tengáis que enfrentaros a muchos catarros :)

Posted in: Noticias Tags: Consejos
Comparte