91 173 63 57

0 artículo(s)

Cómo limpiar las alpargatas de esparto Pisamonas

Imprimir
By Pisamonas 26 de agosto de 2015

 Limpiar las alpargatas

 

Son calzado baratos, cómodos y que más repiten en tendencia de moda todos los veranos: las alpargatas de esparto! Para todas las edades y de todos los estilos posibles: alpargatas para niños con cinta, las tan de moda este año alpargatas para niñas con brillo estilo glitter y hasta las alpargatas de espiga para los papás.

De tantos colores que seguro que siempre tenemos más de una en verano… Y ahora la pregunta del millón, ¿cómo las limpiamos sin que se estropeen? Especialmente los colores claros, tan bonitos y tan favorecedores en verano, son los más delicados. Hoy vamos a darte unos algunos consejos para que las conserves como nuevas todo el verano.

La primera regla es no lavarlas en la lavadora, puesto que la suela al estar fabricada con materiales naturales y se estropearía al mojarla…. Pero se puede limpiar. Manos a la obra!

La forma de limpieza es muy parecida a la de los los zapatos de serraje, en el caso de las alpargatas de serraje la misma, para el resto de materiales toma nota:

  • Lo primero que vamos a hacer es cepillar bien el exterior con un cepillo suave para eliminar todo el polvo. La parte de la suela, si tiene barro o arena, podremos también limpiarla con un cepillo un poco más duro.
  • Para limpiar las manchas de grasa o comida, de nuestras alpargatas de esparto,  lo mejor es poner un poco de polvos de talco y dejarlo actuar para que absorba la grasa. Después cepillar para eliminar el talco y la suciedad se irá con el cepillado.
  • Para las tradicionales de tela, sin manchas difíciles, lo más fácil y eficaz es mezclar un poco de agua con amoniaco o con jabón neutro. Humedecer una esponja o trapo en esta solución y pasarlo suavemente por la tela de las alpargatas sin empaparlas. También para limpiar el interior.
  • Y por último a secar! Meter unos papeles de periódico en el interior, absorberán la humedad y evitarán que se deformen. Mejor a la sombra, no al sol porque se puede “comer” el color.

Para las alpargatas de lona, límpialas como las zapatillas de lona y quedarán perfectas.

Para limpiar las alpargatas con brillo, hazlo muy suavemente con un cepillo blando.

Esperemos que te sean útiles estos consejos y que disfrutéis todo el verano de vuestras alpargatas de esparto Pisamonas.

Comparte