91 173 63 57

0 artículo(s)

Cómo limpiar zapatos de charol para que queden relucientes

Imprimir
By Pisamonas 16 de enero de 2017

Cómo limpiar zapatos de charol

Aprende a limpiar charol y los zapatitos de tus peques estarán siempre perfectos!

¡Qué bonito es el calzado de charol! Su brillo y elegancia es indiscutible, y nuestros peques van preciosos cuando lo llevan en sus pies.  Merceditas, pepitos, botas, badanas o sandalias… da igual qué tipo de zapatos de charol elijamos, siempre serán sinónimo de calidad y distinción.

Ahora bien, para mantener ese brillo tan bonito es necesario que de vez en cuando les demos un repaso, sobre todo, cuando se trata de zapatos para niños. Por mucho que al comenzar el día los zapatos estén relucientes, nunca sabemos cómo pueden terminar cuando llegue la noche. Cualquier rincón puede ser perfecto para llamar la atención de nuestros peques y en cuestión de segundos, ¡adiós limpieza!

Con los consejos que te damos a continuación ya no tendrás que temer estos momentos y podrás llevar siempre a tus hijos con sus zapatitos de charol relucientes.

Limpiar zapatos de charol en 3… 2… 1….

Si por algo destacan los zapatos para niños y niñas es por la enorme variedad de colores, estilos y materiales en los que los podemos encontrar. Ya te hemos dicho en otros artículos cómo limpiar zapatos de serraje o de terciopelo, así que hoy le toca el turno al charol.

Para descubrir cómo se limpian los zapatos de charol, basta con seguir unos sencillos pasos. Aunque como se suele decir, cada “maestrillo tiene su librillo” y existen muchas maneras de limpiar charol con productos y recetas naturales, desde Pisamonas te explicamos la forma de limpieza clásica. ¡Vamos allá!

  1. Como sucede con otros tipos de zapatos infantiles, lo primero que hay que hacer es eliminar el polvo o cualquier resto de suciedad que haya antes de aplicar ningún producto. En el caso del charol, bastará con utilizar un pañito de algodón humedecido.
  2. Ahora que ya hemos dicho adiós a cualquier mota de polvo, podemos proceder a la limpieza propiamente dicha, con agua y jabón neutro. 
  3. Después de haber eliminado cualquier resto de jabón y haber secado bien el zapatito, utilizaremos un limpiador específico para charol. Lo aplicaremos frotando poco a poco con un paño de algodón y sin dejar restos. Para darle un poco de brillo extra, podemos frotarlos suavemente con una gotita de limpiacristales y un paño de algodón.

Trucos para conservar los zapatos de charol

A la hora de limpiar charol, si tienes problemas para conseguir llegar a algunos detalles de los zapatos que se suelen resistir, como pueden ser las costuras, te recomendamos utilizar cepillos especiales para calzado, ¡así no quedará ningún rincón por limpiar!

Debido a que se trata de un material algo más delicado que otros como la lona o el terciopelo, también es importante la manera de guardarlos. Para ello, te recomendamos meterlos siempre en bolsas de plástico para evitar que se rayen con el roce con otros zapatos.

Como ves, el charol requiere unos cuidados determinados para mantenerlo siempre con el brillo que lo caracteriza. Ahora bien, ¿te imaginas tener unos zapatos que tengan todo el brillo de charol pero que no requieran todos estos cuidados? En ese caso te recomendamos, el calzado con efecto charol. Como lo lees! Si no eres capaz de imaginártelo, no tienes más que echar un vistazo a estas botas de agua para niña o a este modelo de zapato inglés unisex. 

Conservar los zapatos de charol

El charol, el amigo de la moda que siempre está ahí

Ya sabemos cómo se limpia el charol, así que ahora veamos rápidamente cómo podemos sacarle partido en los outfits de nuestros pequeños. ¡Quién no ha tenido unos zapatitos de charol que estaban reservados para aquellas ocasiones especiales! Gracias a que en Pisamonas tenemos calzado infantil a buen precio nuestros hijos pueden tener más de un par de zapatos de este tipo de material tan bonito.

Así no hace falta que lo reservemos únicamente para ocasiones especiales, sino que podemos utilizarlos siempre que queramos llevar a los niños arregladitos.

A la hora de combinarlo, es un material muy agradecido pero para conseguir looks perfectos hay que huir de los excesos. El charol es un material que por sí solo tiene mucho brillo, por lo que al combinarlo es mejor utilizarlo con prendas que no estén sobrecargadas ni cuenten con muchos adornos.

Teniendo como base este consejo, el charol se convertirá en el accesorio ideal para llevar a tus hijos ideales en cualquier ocasión :)

Posted in: Noticias Tags: Como limpiar
Comparte