91 173 63 57

0 artículo(s)

Hábitos saludables en verano para niños y mayores

Imprimir

  Familia andando por el campo 

 

¿Quieres evitar que la vuelta a la rutina sea un suplicio?

Estas sanas costumbres durante las vacaciones te ayudarán! 

En verano todos rompemos las normas y es necesario hacer una pausa en nuestra rutina diaria. Dormimos menos o nos acostamos más tarde más bien, comemos más y más de todo, cambiamos nuestros biorritmos en general.

En cuanto a la alimentación se refiere, no vamos a hablar de prohibir comer helados o pizzas, por ejemplo, pero si podemos hacerlo en cierta medida y no en exceso, o intentar que sean lo más sanos posible, hacerlos en casa por ejemplo es una buena opción. 

Si esto, no nos es posible entonces midamos las cantidades diarias. En especial con los niños, hay que prestar mucha atención en este aspecto, ya que en verano rompen con casi todas sus actividades y pasan más tiempo sin hacer ejercicio físico, por mucho que nos parezca que están todo el día en el agua sin parar, el aporte calórico en esta época es mayor que la energía que gastan.

Todos los días y aunque hayan aprobado todas, incluso con excelentes notas, deben dedicar un tiempo a hacer ejercicios y leer. Ejercitar el cerebro y no dejarlo inactivo, es la mejor forma que tenemos para que nuestros hijos aprendan más ágilmente a lo largo de su vida.

Vendámoselo de una forma divertida, que no sea una obligación o una imposición, el material de verano disponible en el mercado suele ser bastante lúdico en este aspecto.

No hay que madrugar…. Pero tampoco levantarse a la hora de comer!  Que se muevan y hagan cosas es el objetivo, tienen mucho tiempo y días por delante, cuando toda la familia esté de vacaciones podemos darnos un respiro y que todos vayamos al mismo ritmo, pero cuando los padres aún trabajan, hagamos lo posible para implicarles y que nos ayuden.

Por muy pequeños que sean siempre pueden colaborar, por ejemplo ordenando sus juguetes favoritos.

Y en el momento más esperado, cuando hacemos las maletas, bajar y subir el equipaje, cargar con las cosas de la playa…. todos a colaborar, aunque sabemos que haciéndolo nosotros sería más rápido, hay que irles haciendo participes y conscientes de las responsabilidades, sino algún día pagaremos esta comodidad a la que los hemos acostumbrado, por la propia nuestra.

El verano es una época muy agradable pero como se suele decir para estar de vacaciones, los adultos tenemos obligaciones que cumplir y no podemos compaginarnos con nuestros pequeños. Si le echamos un poco de ganas, algo de control e imaginación, de un caos de verano en que acabamos cansados de niños podemos pasar a un verano muy provechoso!

Y, cuando te toque volver, y pensar en colegios, renovar armario y todo eso... no te agobies, en Pisamonas te intentamos hacer la Vuelta al Cole un poquito más llevadera, amplia disponibilidad, buenos precios y envíos y cambios de talla gratis a la puerta de tu casa te permitirán un aterrizaje suave de las vacaciones!

Posted in: Noticias Tags: Consejos
Comparte