91 173 63 57

0 artículo(s)

Internet y los niños!

Imprimir

 

 Internet y los Niños


Internet y los niños...

 

Guía para un uso responsable!


Una de las mayores creaciones masivas de intercambio de información y de abrir el mundo a cualquiera desde un ordenador o telefonía móvil, es sin duda internet. La red de redes es una herramienta de doble filo para nuestros niños y adolescentes, que nacidos ya en un entorno puramente digital y virtual, usan esta forma para relacionarse socialmente o acceder a todo tipo de información que su curiosidad les despierta.

Prohibirles el acceso o la participación en redes sociales, chat… etc, no es lo más acertado, ya que es algo que está integrado en la vida de todos y muy especialmente en la de ellos; pero sí podemos educarles en un buen uso de la tecnología y por supuesto supervisar sus historiales de navegación, chat y correo electrónico.

 

¿Cuando se puede registrar en Redes Sociales?

Oficialmente hasta los 13 años  no se puede ser miembro de ninguna red social, pero hoy en día la demanda de los niños y preadolescentes se empieza a generar a partir de los 11 o 12 años.

En este momento, lo primero es explicarle el significado de pertenecer a una red social y advertirle de que no suba demasiadas fotos y que se limite a su círculo de amigos, sin agregar a nadie que no conozca y mucho menos dar datos personales. Lo mejor es registrarle juntos eligiendo entre los dos el usuario, una contraseña robusta y configurando la privacidad.  El tiempo de conexión debe ser controlado y pactado, no se puede dejar bajo demanda del niño.

Es preferible hacerlo así de forma conjunta antes que negárselo, sobre todo si su círculo de amigos ya son miembros, tarde o temprano y a espaldas de los padres, se creará un perfil con la ayuda de algún amigo.

 

¿Cómo podemos supervisar su uso?

La primera labor de los padres es comprender que el uso de internet por parte de los niños debe ser de manera educativa y no una amenaza, ya que es una herramienta básica para el desarrollo profesional y personal. Si le transmitimos esta visión de internet, el niño no lo asociará con algo prohibido.

Si se trata de niños menores de 12 años, lo mejor es que el ordenador esté en un lugar donde podamos ver donde navega, como se maneja en la red y las búsquedas que hace, sin necesidad de estar pegado a él.

Además, el software de los sistemas operativos, tienen herramientas integradas especificas de control parental en el que se pueden bloquear el acceso a páginas de contenido de adultos o a las de otras temáticas que consideremos no deben buscar.

En términos generales, la mejor protección que podemos darles es la educación y la información. Advirtiéndoles, ya no solo de los tipos de acoso  de los que pueden ser víctimas si intercambian información íntima, sino de los peligros de los hackers o virus. Aprender y compartir la tecnología que usan y su lenguaje a veces incomprensible, evitará la distancia que para ellos se traduce “en mis padres no se enteran” y para nosotros juega a nuestro favor.

 

¿Quieres implicarte con tus peques? Intenta educar y explicar antes que prohibir, ánimo y paciencia juntos llegaréis lejos! :-)

 

Posted in: Noticias Tags: Consejos
Comparte