91 173 63 57

0 artículo(s)

¿Cómo ir a la playa o a la piscina con niños de forma segura?

Imprimir
By Pisamonas 12 de agosto de 2016

 baños y niños seguros con los consejos Pisamonas

Este Verano, baños sin sobresaltos con los consejos Pisamonas

¡Al agua, patos! Los chapuzones de Verano son una de las actividades con las que los niños más se divierten. Sabiéndolo, ¿por qué no colaboramos a que lo sigan siendo con unos sencillos consejos para mantener su seguridad?

La piscina y la playa son el lugar perfecto para los niños. Les permiten disfrutar como nunca en todo el año y también se lo pasan bomba jugando con papá, mamá y sus amigos.

No obstante, hay que tener cuidado. Para que todos disfrutemos, más nuestros peques, de la piscina y de la playa, es importante tener en cuenta algunos consejos de seguridad… y sobre todo de sentido común! Aplicando las siguientes medidas de seguridad, seguro que evitamos percances innecesarios y disfrutamos de la playa, la piscina y los niños de la mejor forma que podamos. Muy atent@s:

 

 En la playa

-Al igual que por la calle no les dejarías ir descalzos, en algunas zonas de la playa no es conveniente que los niños vayan sin zapatillas. Evitar arañazos puede ser tan sencillo como calzar a los pequeños con unas adecuadas Cangrejeras para que siga como una moto tanto en agua como en tierra.

-Tampoco está de más que lleven puesto un gorro que proteja su cabeza del Sol. Sobre todo en las horas de mayor radiación. Y claro, siempre con crema de protección solar fuerte encima!

-No es recomendable que los niños se bañen en una playa sin socorrista. Y nunca si no hay bandera verde o, directamente, no existe bandera en la playa!

-Es bueno predicar con el ejemplo, ya que los niños son como esponjas e imitan todo lo que ven. Si no hay bandera o socorrista, nosotros tampoco deberíamos bañarnos en su presencia.

-Además de socorrista y bandera, tenemos que tener vigilados a los niños en todo momento, e instarles a que nos avisen siempre que vayan a meterse en el agua. Si vais a la playa con otro grupo de adultos, podéis hacer turnos para tener a los niños vigilados en la playa en todo momento. ¡Descuidos los justos!

-Otra medida apropiada, tanto en playa como en piscina, es llevar una botella de agua (evitar las de plástico, se calientan enseguida) para poder hidratar a los niños cuando sea necesario.

-Por supuesto, lo más recomendable en el mar son los manguitos y el flotador. ¡A flote pase lo que pase!

-Durante las horas de mayor calor, es aconsejable que los niños descansen en la sombrilla, que se tumben un ratito en la toalla de playa. Todo el día expuestos al Sol y el calor durante semanas no es bueno para su piel.

-Su vista también tiene que estar protegida del Sol. Por eso es recomendable que usen gafas de sol, con protección solar adecuadas durante al menos un par de horas al día, cuando el Sol más refleja.

-¡Mucho cuidado con las colchonetas! Pueden ser el pasatiempo del año, pero si hay corriente intensa podrían arrastrar a los niños adentro del mar en pocos minutos.

-Hay que advertirles sobre las medusas, ya que los niños tienden a ser muy curiosos y podrían querer tocarlas en caso de ver alguna. Y no por estar en la orilla muertas significa que puedan tocarse, ya que el poder urticante puede durar hasta 24 horas después de que el animal muera.

-Como se dice todos los veranos, los cortes de digestión son muy peligrosos. Es conveniente esperar por lo menos dos horas después de comer hasta que vuelvan a adentrarse en el agua. Por muchas ganas que tengan. Y también hay que explicarles que si, una vez dentro del mar, se sienten cansados o tienen una sensación de mucho frío, deben salir rápidamente y avisar a un adulto. ¡No subestimemos los cortes de digestión!

Y para que luzcan palmito en playa o piscina, echa un vistazo a nuestros fenomenales Bañadores para niño y niña.

  

En la piscina

Para los que se pasan las tardes en la piscina también hay recomendaciones. Mucha atención a ellas:

-Qué peligro tiene el bordillo de la piscina y los temidos resbalones. Las proximidades de la piscina suelen estar muy resbaladizas, por lo que tenemos que hacer saber a nuestros hijos que no deben correr por ahí. Y aunque no lo hagan, unas zapatillas con suela antideslizante como estas de lycra tipo neopreno pueden ser el aliado ideal para esquivar los propios resbalones y también los arañazos.

-Si tienes una piscina privada y niños pequeños, asegúrate de recoger los juguetes de dentro de la piscina cada vez que tus hijos salgan. Eso puede evitar que ellos se adentren en el agua, por su cuenta y sin supervisión, al rescate de sus preciados tesoros. Es un riesgo que se puede evitar.

 

Así, con estos consejos bien presentes y en práctica cuando vayamos a la playa o la piscina, seguimos estando listos para que disfruten del Verano!

Comparte