91 173 63 57

0 artículo(s)

7 cosas que debes saber para evitar los temidos hongos!

Imprimir

  Cómo evitar los molestos hongos en verano 

Cómo prevenir y tratar los hongos en los pies

En todas las épocas del año nuestros pies son receptivos de sufrir infecciones por hongos, sin embargo es en verano cuando el riesgo aumenta notablemente, ya que el ambiente cálido y la humedad favorecen su aparición. Y no se libra nadie... pequeños y mayores!

Los hongos aparecen o entre los dedos de los pies, mostrando la piel enrojecida, descamada y con picor, en las uñas o alrededor de la uña. En cualquier caso es muy importante examinarse los pies todos los días y cerciorarse de que visualmente están sanos y que la piel no ha cambiado de apariencia. A los niños, mirarles detenidamente después del baño, es el momento ideal.

Hay una serie de medidas básicas que debes realizar para prevenir su aparición:

       1.- Una buena higiene, lavarse los pies con jabón neutro preferentemente, al menos una vez al día. Cepillar las uñas, las plantas y los laterales y enjuagar con abundante agua. Si se tiene tendencia a la sudoración, usar un producto antitranspirante para reducirla. 

       2.- Secarse muy bien los pies, especialmente entre los dedos, es básico para prevenir la formación de hongos.

       3.- Ir siempre con calzado adecuado, chanclas o cangrejeras,  a duchas y piscinas comunitarias.

       4.- No compartir objetos como limas, cortauñas…etc.

       5.- Cuidado con la arena húmeda, es una fuente también de infección, mejor estar con chanclas sobre ella.

       6.- Usar zapatos abiertos con materiales que dejen transpirar al pie. Es mejor alternar zapatos distintos cada día para que se puedan secar por completo. Evitar los zapatos con revestimiento de plástico o cualquier otro material que impida la transpiración.

       7.- Si es época de calcetines, cambiárselos al menos una vez al día, usar dos pares diarios es lo ideal.

Si a pesar de extremar los cuidados aparecen estas temidas bacterias, tienes que armarte de paciencia ya que suele ser algo largo y pesado hasta que se erradican.

Además de consultar con un especialista, tienes remedios caseros como aplicar vinagre en la zona infectada, lavar los zapatos que hayas usado, ya que los hongos pueden proliferar en ellos, y aplicar polvos de talco.

Y recuerda que su vía de contagio principal son duchas y piscinas comunitarias, tanto en verano como en invierno, por lo que te recomendamos seguir estas precauciones para tenerlos a raya! 

Posted in: Noticias Tags: Curiosidades
Comparte